Maestros que piden besos y fotos sexuales a sus alumnas a cambio de buenas calificaciones, profesores que solicitan botellas y regalos, policías que cobran ‘peaje’ en los accesos de la escuela… esta es la realidad que enfrentan estudiantes de entre 15 y 18 años en algunas preparatorias de CDMX.

Publicidad Publicidad
Publicidad Publicidad