Un total de 43 mexicanos víctimas de esclavitud moderna fueron rescatados en Ontario, Canadá, informó la policía de dicha ciudad.

De acuerdo con el comunicado oficial, los mexicanos fueron llevados a territorio canadiense con la promesa de darles trabajo o educación, así como una eventual residencia a través de una empresa de limpieza a la cual pagaron fuertes sumas de dinero.

Sin embargo, ya en Canadá, los 43 mexicanos fueron sometidos a jornadas de “esclavitud moderna”, ya que los traficantes los hacían trabajar casi de manera gratuita en diversos hoteles.

Los presuntos traficantes controlaban los salarios de las víctimas y les cobraban lo correspondiente a su alojamiento —el cual según autoridades era “miserable”— y transporte.

Autoridades canadienses informaron que las víctimas, en su mayoría varones entre 26 y 40 años de edad, fueron llevadas a un lugar seguro, realojadas y se les proporcionó un empleo legal.