Rodrigo Medina de la Cruz, exgobernador de Nuevo León, fue absuelto de las acusaciones peculado y daño al patrimonio del Estado que pesaban en su contra desde 2016.

Este miércoles, un juez de Control dictó auto de no vinculación a proceso para Medina de la Cruz, pues determinó que la Fiscalía de Nuevo León no aportó las pruebas suficientes para justificar las acusaciones.

En 2016, el exgobernador fue acusado de haber otorgado incentivos fiscales que no estaban contemplados en la ley a KIA Motors, con lo que causó un daño al Estado por 3 mil 600millones de pesos.

En marzo de este año había obtenido la no vinculación a proceso por este tema y la sentencia de este martes ratifica la obtenida en marzo. En enero fue desvinculado a proceso por otra acusación relacionada con KIA en donde se le acusaba de uso indebido de funciones.

Al salir de la audiencia realizada en el Palacio de Gobierno este 14 de agosto, dijo a la prensa que solamente queda un proceso abierto en su contra, por el uso de un helicóptero, pero ya ganó un amparo contra la vinculación a proceso, y está en revisión en un tribunal colegiado federal.