Andrés Manuel López Obrador repitió una de las promesas que ha hecho desde que era candidato a la Presidencia en 2012, pero esta vez como virtual presidente electo: que no habrá ‘gasolinazos’, y especificó que así será durante los primeros 3 años de su gobierno, sin embargo, no precisó los mecanismos para lograrlo.

“No habrá gasolinazos, ese es el compromiso. Vamos a que la gasolina no aumente de precio en términos reales, esto es, que se mantenga, en términos reales, con los mismos precios, que nada más se descuente lo que es inflación. Porque si no, sería bajarla y tenemos que mantener los precios (...) Ese es mi compromiso 3 años: no va a haber gasolinazos, no va a aumentar más allá de la inflación el gas, el diésel y la energía eléctrica", dijo López Obrador tras reunirse este lunes con integrantes de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

A pesar de ello, el próximo presidente de México no precisó cómo conseguirá que estos factores no influyan en incrementos en los precios de los hidrocarburos.

Además indicó que estos costos bajarán durante la segunda mitad de su sexenio, una vez que se hayan rehabilitado seis refinerías en el país.

“Después de los 3 años que ya tengamos producción de gasolinas en México —porque vamos a rehabilitar las seis refinerías y vamos a construir una refinería para dejar de comprar la gasolina en el extranjero—, vamos a bajar los precios", aseguró.

David Shields, consultor de la industria energética, afirmó en entrevista con mexico.com que lo único que puede hacer el gobierno mexicano para frenar el alza de precios de los combustibles es el manejo del impuesto a las gasolinas.

"México importa el 70 al 75% de sus gasolinas. El costo de importación es impactado principalmente por dos factores: el precio de la gasolina en el exterior —sobre todo, Estados Unidos—, y el tipo de cambio. Lo único que los gobiernos pueden hacer para frenar o mitigar volatilidad y alzas en el precio a los consumidores mexicanos es manipular el impuesto a la gasolina", dijo Shields.

El especialista aseguró que "eso lo hace el gobierno actual y lo hará el gobierno de López Obrador, con o sin nuevas refinerías".

La gasolina ha aumentado un 38% en promedio de diciembre de 2016 a la fecha, luego de la política de retirar el subsidio a los combustibles. La gasolina Magna, por ejemplo, aumentó de 13 pesos a 18 pesos por litro, en promedio en todo el país. Mientras tanto, la inflación en el mismo periodo aumentó un 7.97%

Actualmente, los precios de la gasolina y el diésel en México están determinados por los costos del petróleo a nivel internacional, por la paridad peso-dólar y por la competencia entre diferentes compañías de gasolineras, incluidas empresas extranjeras.

Y promete frenar el ‘huachicoleo’

Durante su reunión con miembros de la Concamin, López Obrador se comprometió a combatir el ‘huachicoleo’, el robo y venta ilegal de combustible, afirmó Enrique González, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

También dijo que se elaborará un plan de seguridad con empresarios y sociedad civil, ante la exigencia de la Concamin de que haya mayor seguridad para el transporte de mercancías, en carreteras y vías de tren.