Las parejas homosexuales ya tendrán los mismo derechos que los matrimonios entre un hombre y una mujer, luego de que este martes el Senado aprobó reformas a las leyes del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Las parejas de las personas registradas en el IMSS o ISSSTE tendrán derecho a ser inscritos como beneficiarios de los servicios de seguridad social, como cualquier otro matrimonio.

También tendrán derecho a recibir la pensión de viudez, en caso de muerte del cónyuge o concubino, en caso de que no haya una unión civil.


Las parejas que vivan en concubinato también tendrán los mismos derechos, esto es —cuando han vivido como un matrimonio por cinco años juntos o más —.

La iniciativa elimina también el lenguaje discriminatorio y sexista de las leyes en materia de seguridad social e incluye nuevas definiciones de lo que es una unión civil: “es el acto jurídico bilateral que se constituye cuando las personas físicas de diferente o del mismo sexo , mayores de edad y con capacidad jurídica establecen un hogar común con voluntad de permanencia y ayuda mutua”.

La reforma entrará en vigor seis meses después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación, de modo que si se publica esta semana, podrá tener efectos a partir de mayo de 2019.

El IMSS y el ISSSTE tendrán 180 días a partir de entonces para adecuar sus reglamentos y nuevas disposiciones.

La reforma llega después de que en Ciudad de México se legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo y que entró en vigor en 2010. En el resto del país, cientos de matrimonios han podido contraer matrimonio solo mediante amparo —cuando hay una negación de este derecho por parte de sus gobiernos locales—.