A solo horas del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, el cadáver de Jesusa fue hallado en el municipio del Fortín, Veracruz.

Jesusa había comenzado su transición de género apenas hace dos años y se dedicaba al comercio.

La joven fue secuestrada y su cuerpo fue encontrado el domingo pasado: la cabeza de la mujer trans fue abandonada en una hielera por la tarde en un parque ubicado frente al Palacio Municipal, mientras que su cuerpo fue localizado horas antes en la colonia Linda Vista, de acuerdo con medios locales.

🧐OjO AQUÍ: Por puto, por joto, porque así es México... lo sé

La activista Yazz Bustamante exigió que la Fiscalía General de la República (FGR) ante las “omisiones” de la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE), a cargo de Jorge Winckler, para atender los delitos en contra de la población LGBT+.

Señaló que el crimen en contra de Jesusa podría ser considerado un crimen de odio por identidad de género u orientación sexual ante la saña y la alevosía con la que fue asesinada, por lo que pide que se abra una investigación en ese sentido.

La representante de la organización Soy Humano AC señala que en lo que va del año se han cometido al menos 10 asesinatos de personas de la comunidad LGBT+, de acuerdo con un conteo que han realizado de manera independiente.

Yazz Bustamante apuntó que es urgente que el gobernador de Veracruz Cuitláhuac García, el Congreso y el Poder Judicial local den celeridad para la creación de la mesa interinstitucional para atender los crímenes de odio contra la comunidad LGBT+ en la entidad.

“Es una problemática para la que hacen acciones concretar por parte de los tres órdenes de gobierno (...) pero también es un llamado a la sociedad para que deje de criminalizar y de normalizar o a incitar la violencia hacia nuestro grupo. Si no repartimos amor y empatía, al menos no debemos estar incitando por el simple hecho de ser lo que somos y asumirnos como nos asumimos”, apuntó.