El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, anunció que interpondrá una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por las injerencias en materia de seguridad del superdelegado federal en la entidad, reportó Reforma.

El mandatario estatal indicó que las reuniones para la Construcción de la Paz infringen al Artículo 17 Bis de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, el cual dictamina que los superdelegados solo deben dirigir programas sociales.

Aureoles criticó que las nuevas autoridades en los estados implementadas por el presidente López Obrador no tengan experiencia en seguridad pública ni cuenten con certificación de confianza para realizar ese trabajo.

No participará nadie del Gobierno del Estado en estas convocatorias que están haciendo estos supuestos coordinadores regionales”, dijo el mandatario, según Reforma.

El funcionario reiteró que a la reunión del domingo con Roberto Pantoja —quien será superdelegado en Michoacán— solo asistió por cortesía, pero no volverá a estar en ninguna otra hasta que no se resuelva jurídicamente el asunto.