Alrededor de 700 policías, gendarmes y otros agentes de cuerpos franceses de seguridad buscan a el autor del atentado en el mercado navideño de Estrasburgo, este de Francia.

Un fuerte operativo de seguridad, rastrea la capital de la región de Alsacia junto a dos helicópteros para tratar de localizar al autor del ataque, Chérif Chetakk, un hombre de 29 años, fichado por la policía francesa por su radicalización islamista.

El individuo, originario de Estrasburgo, habría sido herido por la policía durante la balacera de anoche, en la que, al grito de “Alá es grande”, mató al menos a tres personas e hirió a 13 al disparar indiscriminadamente contra los visitantes de el mercado navideño.

Uno de los lugares más vigilados es la frontera franco-alemana, que se encuentra en las inmediaciones de Estrasburgo y en donde se realizan férreos controles de seguridad.

La policía francesa detuvo en las últimas horas a cuatro de los familiares del autor del atentado para tratar de determinar su paradero, reportaron medios locales.

“El terrorismo ha golpeado nuevamente nuestro territorio. La amenaza era real”, declaró hoy de su lado el fiscal de París, Rémy Heitz, al confirmar que el ataque fue un atentado terrorista.