Una bomba casera explotó este miércoles en la oficina de la senadora Citlalli Hernández sin que resultara herida de gravedad.

¿Es fácil es introducir este tipo de artefactos al recinto legislativo? Aparentemente no ante las medidas de seguridad que existen, pero aunque el protocolo se cumplió, según un comunicado del Senado, el artefacto ingresó y explotó en la oficina de la legisladora.

El Senado de la República afirmó este jueves que cuenta con un sistema de seguridad institucional que cumple los estándares y protocolos necesarios para el resguardo de sus instalaciones.

El sistema de seguridad incluye:

*Un circuito cerrado de videovigilancia digital en alta definición en todos los puntos de acceso

*Personal capacitado para la operación de arcos de detección de metales

*Máquinas de inspección de rayos X y detectores Garrett

*El acceso peatonal de trabajadores y legisladores se controla con torniquetes con reconocimiento de huellas dactilares.

Para el ingreso y entrega de paquetes de mensajería existen estos lineamientos:

*En la puerta de proveedores y Oficialía de Partes se requiere a todas las personas exhibir identificación vigente con fotografía y datos generales de procedencia y motivo de visita.

*En el módulo de Resguardo Parlamentario se presenta además una identificación oficial vigente con fotografía y se registra de forma manual, asentando el nombre de la persona, empresa y/o procedencia, motivo y persona a quien visita.

*Se realiza la revisión de seguridad a través del arco detector de metales y la máquina de inspección por rayos X.

*Posteriormente, la Oficialía de Partes recibe, clasifica y distribuye al interior de la Cámara de Senadores.

Posted by Senado de la República on Friday, March 8, 2019

¿Qué medidas se tomarán?

Ante el hecho, el Senado informó que:

*Renovará el sistema de circuito cerrado.

*Mantendrá actualizados los equipos de rayos X, arcos detectores de metales y detectores manuales Garrett.

*Implementará un protocolo con binomios caninos con especialidad en explosivos.

*Habilitará un espacio a Resguardo Parlamentario para la implementación de un filtro previo de mensajería y paquetería externa para su revisión y validación antes de su ingreso a Oficialía de Partes. No habrá un solo paquete que no sea revisado por binomios caninos.

*Centralizará en la Oficialía de Partes Única la recepción y distribución de mensajería y paquetería de la Cámara de Senadores.

*Habilitará el acceso a los trabajadores y legisladores solo por torniquetes con reconocimiento de huellas dactilares incluso en horas pico.

*Fortalecerá la revisión a través de arcos detectores y rayos X en los accesos de los estacionamientos.