La asamblea General Ordinaria y Extraordinaria de Accionistas de Corporación GEO se declaró en bancarrota, por lo que ordenó la disolución y liquidación de dicha sociedad, con la finalidad de beneficiar a acreedores y accionistas.

La compañía informó que ya no tiene dinero para que la sociedad continúe como negocio en marcha y hacer frente a sus obligaciones.

Así como por la incapacidad para generar nuevos negocios que le permitan cumplir con su objeto social y sus planes, aunado a que se ha visto en la imposibilidad de generar efectivo.

Casas Geo era una de las principales empresas dedicadas a la construcción de vivienda de interés social en la zona Metropolitana del Valle de México y otros muncipios del país.

Ello, para realizar su objeto social consistente, principalmente, en la construcción, desarrollo y operación comercial de bienes inmuebles.

De tal forma la Asamblea ordenó la disolución y liquidación de la sociedad “por encontrar favorable para los fines antes descritos la entrada en funciones de un liquidador con experiencia en tales encomiendas”.

Así, designó a Daniel Tapia Izquierdo como liquidador, a quien le otorgó facultades para realizar cualquier acción y actos permitidos por la legislación aplicable, convenientes o necesarios para lograr una liquidación ordenada.

El liquidador sustituirá a los miembros del Consejo de Administración, a los miembros del Comité de Auditoría y Prácticas Societarias, al secretario, al director general y a los demás directivos relevantes de la sociedad en el desempeño de sus respectivas funciones, una vez que su nombramiento como liquidador sea inscrito en el Registro Público del Comercio.