Desde el pasado sábado, varios capitalinos reportaron en redes sociales la existencia de humo y olor a quemado en varias zonas del Valle de México debido a múltiples incendios registrados desde el viernes.

Algunos de estos siniestros que se registraron durante el fin de semana fueron en un lote baldío en la zona de Santa Fe; en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa; en un pasto en el paraje Las Maronas, en Huixquilucan; y otro en una fábrica de plástico, en Atizapán.

De acuerdo con Medio Ambiente, la percepción del humo y olor a zonas ajenas a donde se registraron los incendios se debió a la dirección en la que sopló el viento por lo que las alcaldías Cuajimalpa, Álvaro Obregón, Miguel Hidalgo, Azcapotzalco y Cuauhtémoc se vieron afectadas.

Sin embargo, la contaminación ha persistido desde entonces al grado de que, hacia las 19:00 horas de este lunes 13 de mayo, se reporta MUY MALA calidad del aire en el vecino municipio de Nezahualcóyotl, en el Estado de México, al registrar 153 puntos Imeca.

En otras ocasiones en las que se han rebasado los 150 puntos se ha declarado contingencia ambiental fase 1. No obstante, ahora no ha sido así.

Por la mañana, la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, dijo que existe un programa de contingencia para las partículas más finas de 2.5, solo hay para partículas PM 10.

Incluso, dijo que aunque no se llegue a los 150 puntos, se debe emitir una alerta ambiental si hay altos niveles de contaminación.

Ante esta situación, el Gobierno de la Ciudad de México emitió una serie de recomendaciones, como evitar actividades al aire libre, no fumar y evitar el uso de lentes de contacto.