La figura de Joaquín El Chapo Guzmán está relacionada con la de un hombre temible, un astuto narcotraficante y, al mismo tiempo, con la de una especie de Robin Hood.

La Fiscalía de Nueva York, Estados Unidos, usa parte de esa imagen para convencer al jurado de que El Chapo es el líder de un imperio criminal con tentáculos en América, Asia y Europa.

OJO AQUÍ 🔎: ¿Quiénes son los narcos que se atreverán a testificar contra El Chapo?

“Dinero, drogas, asesinato, una vasta organización de narcotráfico: de esto se trata este juicio, y lo probaremos con las evidencias”, expuso el fiscal federal Adam Fels, durante la audiencia de apertura.

Pero a los ojos de su esposa Emma Coronel, Guzmán Loera es un hombre amable, educado y preocupado por los demás, como “cualquier persona”. En entrevistas que ha dado a Univisión, Telemundo e Imagen Noticias, así lo ha esbozado.

Aquí algunas de sus declaraciones:

  • “A mí no me consta que él trafique drogas”.
  • “Tantas cosas que se hablan de Joaquín, que es un monstruo… Él para mí no es El Chapo, es Joaquín Guzmán, mi esposo, como cualquier hombre que hubiera sido, lo hubiera defendido igual”.
  • “Él sería incapaz de tomar a una persona como rehén, menos a un niño… Trata, con tiempo, de apartarse de las personas a las que pudieran lastimar por querer lastimarlo a él”.
  • “(El gobierno de México) está tratando de cobrarse lo de su (segunda) fuga, dicen que no lo están castigando, por supuesto que sí".
  • "No sé si (el gobierno mexicano) quiera matarlo, pero sí (busca) desquitarse”.
  • “Él se gana a las personas por su forma de ser, de actuar... No hace distinguir entre las demás personas porque es como cualquier persona... Es amable, a todo mundo anda saludando, platicando, se sienta donde sea, come lo que sea, es un ser humano".
  • “Es un hombre muy atento, muy cariñoso, muy respetuoso, muy alegre, que hace que se te olviden los problemas cuando lo ves y sabes que tiene muchos problemas y está como si nada”.
  • “(Nunca le he pedido que cambie) porque la vida que yo (le) he visto es una vida muy normal. No veo nada que yo diga, es una persona muy respetuosa, trata a las personas con un gran respeto, no alza la voz, no dice groserías”.
  • “Él siempre ha estado luchando por estar bien”.

Con información de AFP