La Fiscalía General del Estado de Veracruz, a cargo de Jorge Winckler Ortiz, tiene que dejar el caso del asesinato de la joven Valeria Cruz y dárselo a la Procuraduría General de la República, aseguró José Manuel Pozos, presidente del Congreso estatal.

De acuerdo con una nota de E-Consulta Veracruz, dicha petición también es respaldada por el Congreso de la Unión, en donde pidieron lo mismo la semana pasada, ya que encontraron anomalías en la versión dada por las autoridades.

Valeria, hija de Carmen Medel, diputada de Morena, fue asesinada presuntamente por un hombre conocido como “El Richy”, quien, según autoridades estatales, fue asesinado el mismo día de cometer el crimen, según las autoridades veracruzanas.

Sin embargo, medios locales como E-Consulta Veracruz, reportaron el descubrimiento del cadáver de otro hombre llamado Ricardo Castillo, a quien también apodaban “El Richy”, que supuestamente había sido asesinado por las autoridades de Veracruz.

Por esta confusión, el Congreso se lamentó por la versión dada por el gobierno asegurando que la información dada por la Fiscalía no es creíble.

“(Nos sumamos) a todo lo que sea por dar cumplimiento a la Ley y al Estado de Derecho que exigen las y los veracruzanos”, comentó Manuel Pozos.

El presidente del Congreso local aseguró que ésta no es la primera vez que el fiscal Winckler Ortiz es señalado por deficiencias en sus investigaciones, ya que hay muchas carpetas de investigación abandonadas.

“Yo simplemente preguntaría si se creyó la versión que se hizo porque yo no; entonces desgraciadamente se han llevado acciones que dejan mucho que desear; hay muchas carpetas en el olvido que tuvieron que ser atendidas de inmediato”, criticó.