Celebrado desde 2011, el Buen Fin es un evento comercial que inaugura la temporada de compras de cierre de año en México. Se realiza durante el fin de semana previo al aniversario del inicio de la Revolución Mexicana y aunque está inspirado en el Viernes Negro (Black Friday) estadounidense, sus ofertas son muy distintas de las que tienen al otro lado de la frontera. Este año, el Buen Fin se llevará a cabo del 16 al 19 de noviembre.

De acuerdo con un sondeo citado en El Universal, más de la mitad de los mexicanos que esperan participar en el Buen Fin no se han preparado para estas fechas, de modo que gastarán el dinero que tienen en el momento. Mientras que 35% han ahorrado entre uno y seis meses para prepararse y solo el 7% se ha preparado durante todo el año para estos gastos.

OJO AQUÍ 🔎: Todo lo que debes saber sobre el Buen Fin 2018

La cercanía de las fiestas decembrinas y los ofertones que decenas de tiendas y marcas publicitan hacen de estos días una tentación tremenda para los compradores mexicanos. Te damos cinco consejos salvavidas para que tus compras del Buen Fin no terminen con tus ahorros ni te dejen más deudas por resolver.

1. Arma el plan perfecto

Si ya sabes qué vas comprar en el Buen Fin, empieza por aclarar la mente: ¿cuáles son tus mejores opciones? Si quieres un artículo específico de una marca específica, revisa las opciones de compra y hazte preguntas como: ¿Dónde tiene la mejor oferta?, ¿Cuesta igual comprarlo en una tienda física o en línea?, ¿Su vida útil es más larga que los meses sin intereses en que lo están vendiendo? Estas reflexiones te ayudarán a armar el plan de compras perfecto: así sabrás qué quieres, dónde lo venden y cuál es la mejor oferta relacionada con el artículo deseado.

2. Lee las letras chiquitas

No todas las ofertas del Buen Fin son tan geniales como crees. Si ya ubicaste lo que te interesa adquirir, revisa cuidadosamente las condiciones de las ofertas. Verifica que apliquen en todos los métodos de pago, en las tarjetas que tienes y que los meses sin intereses sean los que necesitas. También asegúrate de que no haya penalizaciones por pagos adelantados y de que apliquen todas las garantías a pesar de la oferta. Esto te ahorrará dolores de cabeza en el futuro.

3. ¿Débito o crédito?

¿Qué te conviene más? ¿Pagar esta oferta de contado, con tu tarjeta de débito, o llevarte una deuda a meses sin intereses? Piensa muy bien y compara las ofertas que agregue tu banco de confianza a las que ya tendrán las marcas y centros comerciales. Revisa si con tus tarjetas se suma algún porcentaje en puntos o si te restan meses de pago. Algunas tarjetas te permiten comprar en noviembre y empezar a pagar en febrero; aunque recuerda que eso no disminuye la deuda, solo la posterga. Como con los consejos anteriores, asegúrate de hacer un comparativo minucioso entre todas tus opciones.

4. Calculadora en mano

Aprende a presupuestar. Calcula cuánto dinero necesitas para comprar lo que quieres y cuántos meses te llevará pagarlo para no generar intereses. Confirma que esa cantidad coincida con tu realidad financiera: que sea viable incluirla en tus gastos mensuales y que en caso de que tuvieras una emergencia económica no se convierta en un ancla que te haga la vida imposible. También puedes pensar tu presupuesto a partir del dinero que ya tienes: ¿para qué te alcanza con el ahorro que hiciste para estas fechas? Lo más importante es que no te acabes lo que tienes en cosas que no lo valen.

5. Abstente de comprar

Finalmente, un básico no solo para el Buen Fin, sino para toda tu vida financiera. Hazte tres preguntas ante cualquier posibilidad de compra: ¿lo quieres?, ¿lo necesitas?, ¿vale la pena lo que pagarás por este objeto? Si respondes que sí a estas tres preguntas, estarás más cerca de una compra responsable. Pero si al menos una de estas preguntas se responde con un ‘no’, reflexiona antes de sacar la cartera. Si es algo que quieres, pero no necesitas y no vale lo que pagarás por él, quizá sea mejor no comprarlo. Si es algo que no quieres o no te interesa, pero sabes que necesitas y que tendrá una vida útil larga, quizá sí debas adquirirlo. Si es algo que quieres y necesitas, pero que no vale lo que cuesta o su vida útil será menor al tiempo que tardes en pagarlo… entonces busca otras opciones para el mismo artículo.

Las decisiones financieras que tomes durante el Buen Fin no solo afectarán tu economía inmediata, sino la de tus fiestas de fin de año y hasta tu presupuesto de inicio del 2019.