El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, y el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, iniciaron conversaciones para dar un mayor impulso al Aeropuerto Internacional de Toluca (AIT), tras el anuncio de que el nuevo gobierno federal cancelará la construcción del de Texcoco.

El gobernador mexiquense expresó su respeto a la decisión que tome la próxima administración federal sobre la construcción de la nueva terminal aérea, y anunció la realización de un Distribuidor Vial sobre la Autopista México–Toluca para fortalecer la conectividad del AIT.

También la realización de la autopista Toluca-Naucalpan, la cual será una vía más que dará acceso a los usuarios de la zona del Valle de México al Aeropuerto Internacional de Toluca “Lic. Adolfo López Mateos”.

Del Mazo Maza resaltó que el AIT es una terminal de primer nivel y una opción competitiva para atender la alta demanda de transformación aérea que requiere el Valle de Toluca y el poniente del Valle de México; destacó que tiene la capacidad para atender anualmente a más de ocho millones de pasajeros.

Aseguró que ocupa el número uno en aviación corporativa en América Latina, el quinto en transporte de carga a nivel nacional y el segundo que más crece en este rubro, al trasladar más de 31 mil toneladas de paquetería al año.

“Por su ubicación, accesibilidad e infraestructura, el Aeropuerto Internacional de Toluca tiene el potencial para convertirse en una terminal modelo del presente siglo”, sostuvo al asistir a la puesta en operación de los vuelos Toluca–Monterrey y Toluca–Cancún, en el AIT, por parte de la aerolínea Viva Aerobús.