Cancelar la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, Estado de México, no es una decisión con consecuencias ligeras.

Y para Ana Thaís Martínez, investigadora del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), los principales costos serán económicos, pero no son los únicos.

La especialista explica, en entrevista con mexico.com, que construir dos pistas en Santa Lucía, Estado de México, y rehabilitar el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México actual implicaría que en “20 años más” se tenga que evaluar de nuevo una solución para enfrentar la saturación de la terminal aérea del Valle de México.

Ana Thaís enumera cuatro consecuencias por la cancelación del proyecto de Texcoco:

1. Alto costo económico

Calcula que la decisión de cancelar el NAIM en Texcoco implicará un costo total de 342 mil millones de pesos, una cifra mayor al de la obra que ya está en marcha, que es de aproximadamente 285 mil millones de pesos, de acuerdo con la especialista. Precisa que los 342 mil millones de pesos se desglosan así:

  • 120 mil millones de pesos por cancelación de contratos y lo ya ejercido
  • 142 mil millones de pesos para pagar la deuda comprometida en FIBRA E (Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces) y en Bonos Verdes
  • 80 mil millones de pesos para construir dos pistas en Santa Lucía y rehabilitar el aeropuerto actual

“Esos bonos (que integran los 142 mil mdp) se irían pagando con la TUA (Tarifa de Uso Aeroportuario, que pagan los pasajeros), por eso no se utilizaba dinero del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para la construcción del NAIM. No queda claro ahora qué rol jugará la TUA y muy probablemente todo el dinero que se utilice para Santa Lucía, AICM y Toluca tenga que venir enteramente del PEF”, detalla.

Una hipótesis similar la confirma el presidente Enrique Peña Nieto: "El próximo gobierno tendrá que hacer frente al pago de compromisos, los cuales, probablemente requerirán el uso de recursos fiscales adicionales a los impuestos que pagan los usuarios del aeropuerto, el TUA”, dijo este lunes el mandatario.

2. Se frenan oportunidades para el país

La investigadora sostiene que se trata del principal aeropuerto del país, por lo que la situación de la terminal actual no solo implica un retraso para los usuarios, sino para los comerciantes que viven del turismo, así como para el traslado de mercancías y para los inversionistas que quieren llegar a la capital para después hacer negocios en Monterrey o en Guadalajara.

“Ese aeropuerto provee de oportunidades a todos los mexicanos”, indica.

3. Credibilidad en duda

Considera que se pone en riesgo la credibilidad del próximo gobierno en términos de captación de inversión, así como de generación de empleo y de oportunidades. Ejemplifica que desde la semana pasada, en la que inició la consulta por el nuevo aeropuerto, el precio del dólar frente al peso mexicano subió y también la incertidumbre sobre los bonos para financiar el nuevo aeropuerto, cuyas tasas de interés han aumentado.

De hecho, el lunes, el dólar de ubicó en un precio de hasta 20.26 pesos horas después del anuncio de la cancelación de la obra en Texcoco, y el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores cayó un 4.2% al cierre de la sesión.

4. Riesgo por el espacio aéreo

También afirma que la operación simultánea del AICM y de Santa Lucía implica la posible interferencia del espacio aéreo, lo cual generaría retrasos y riesgos de seguridad para los vuelos.

En este punto coincide la consultora Mitre, que realizó un estudio técnico sobre la viabilidad de Santa Lucía: “Aeronáuticamente no es viable, no se puede, además crearía un espacio severamente congestionado”, señala la firma en un documento entregado a Andrés Manuel López Obrador, de acuerdo con Forbes.

En el informe detalla que “la interferencia se daría al tener dos aviones volando uno del norte y el otro del este que deberán cruzar por el mismo punto, con una separación vertical menor a lo que las reglas establecen, y estaría abajo de mil pies, contra la seguridad”, explica la publicación.

En lo que resta de la administración de Enrique Peña Nieto, el proyecto de Texcoco continuará, confirmó el mandatario este lunes.

Para López Obrador con la construcción del nuevo aeropuerto en Santa Lucía el gobierno federal ahorrará 100 mil millones de pesos, anunció en conferencia de prensa.

Sobre la caída de más del 2% del peso tras los resultados de la consulta, puso en duda que esta fuera por el tema del NAIM.

“Imagínense al Estado mexicano supeditado a mercados financieros. ¿Quién manda? ¿No es el pueblo? ¿No son los ciudadanos? Ese es el cambio. Se acabó el predominio de una minoría y la vinculación de poder económico y poder político", aseveró.