Ya hay resultado en la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto. Con una participación de poco más de un millón de personas, el 69% ha escogido la opción de “reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca, y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía”. Es decir, la contraria al Nuevo Aeropuerto Internacional de México, el proyecto más importante de la Administración de Enrique Peña Nieto.

Tras cuatro días de votación, desde el jueves 25 al domingo 28 de octubre, miles de mexicanos acudieron a las mesas de votación para opinar sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Fueron más de mil 73 mesas para votar que se instalaron en 538 municipios del territorio nacional.

Finalmente, entre las dos opciones ofrecidas por el equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, ganó "reacondicionar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y el de Toluca, y construir dos pistas en la base aérea de Santa Lucía”, con 747 mil votos. La otra opción, "Continuar con la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco y dejar de usar la actual terminal aérea”, se llevó más de 310 mil papeletas.

La consulta ha sido contestada desde varios ángulos. Por un lado, la aplicación que se empleó fue blanco de intentos de hackeo y tuvo fallas técnicas. Estas permitieron que una misma persona haya podido votar dos, tres y hasta cinco veces, como comprobamos en mexico.com

Luego, la consulta no fue organizada por las autoridades electorales ni cumple con lo establecido por la ley en la materia. Analistas políticos también han señalado que no es imparcial al ser realizada por grupos sociales afines a la izquierda, mientras que las mesas fueron instaladas principalmente en zonas de simpatizantes de López Obrador.

Hace días, AMLO admitió que la actual consulta sobre el nuevo aeropuerto puede tener errores “porque no se están gastando miles de millones de pesos” en ella, pero defendió que se trata de un proceso ciudadano, democrático, limpio y creíble del que nadie se atreverá a alterar el resultado.

“Nosotros no somos corruptos, nunca hemos hecho un fraude electoral, tenemos autoridad moral. Puede haber errores porque no se están gastando miles de millones de pesos (...) nadie se atreve a alterar el resultado de la consulta, nadie lo va a hacer, nosotros garantizamos eso", dijo a través de un video difundido a los medios y en sus redes.

0:00 / 0:00

Queda ahora por ver cómo se gestiona este resultado para el proyecto más importante de la Administración saliente de Enrique Peña Nieto y sus inversionistas.