La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) condenó a México por la violencia sexual, violación y tortura de 11 mujeres que fueron detenidas por participar en manifestaciones en 2006, informó este viernes el tribunal.

Los hechos ocurrieron durante operativos de diferentes cuerpos policiales en los municipios de San Salvador de Atenco y Texcoco, en el estado de México, para reprimir manifestaciones ocurridas los días 3 y 4 de mayo de 2006, indicó la Corte IDH en un comunicado.

En esos años, Enrique Peña Nieto era gobernador del estado y Vicente Fox, presidente de México.

"En el curso de los operativos fueron detenidas las once mujeres víctimas del caso, quienes durante su detención y mientras eran trasladadas e ingresadas al Centro de Readaptación Social 'Santiaguito' fueron sometidas a múltiples formas de violencia, incluida la violación sexual en el caso de siete de ellas", señaló la resolución.

Las mujeres sufrieron distintas formas de violencia sexual y torturas, según el tribunal.

Indicó que varias de las víctimas “sufrieron un trato denigrante por parte de los primeros médicos en atenderlas” en el centro, donde “se negaron a revisarlas, a practicar exámenes ginecológicos, así como a reportar o registrar la violación sexual”.

Varios procesos penales se iniciaron para investigar los hechos denunciados por las mujeres, pero ninguno llegó a su conclusión, salvo uno que se resolvió con una absolución.

Durante el trámite del caso ante la Corte IDH, México reconoció su responsabilidad por la violencia física, psicológica y sexual, incluyendo actos de tortura contra las 11 mujeres.

El tribunal con sede en San José determinó que la actuación de los cuerpos policiales en el caso “se caracterizó por el uso de la fuerza de manera indiscriminada y excesiva contra toda persona que asumieran que formaba parte de las manifestaciones”.

La Corte IDH ordenó a México iniciar o continuar las investigaciones de los hechos para juzgar y sancionar a los responsables, brindar asistencia a las víctimas y establecer un mecanismo de monitoreo para evitar que se repitan casos como este.