El gobierno federal, a través del Petróleos Mexicanos (Pemex), reiteró que la distribución de gasolinas se normalizará lo más pronto posible y que para enfrentar el robo de combustibles fueron necesarios medios de transporte más seguros y cambios en la logística de entrega.

El presidente López Obrador dijo la mañana de este miércoles que es un asunto que tiene que ver con la distribución. “No hemos dejado de llevar a cabo este plan para seguir evitando el robo y ayer que fue un día especial, es el día en que menos gasolina se han robado, yo creo en la historia reciente desde la expropiación petrolera, solo se robaron 27 pipas, después de llegar a robarse más de mil”, dijo en conferencia de prensa.

En un video de 30 segundos difundido en redes sociales, Pemex afirmó que no existe desabasto de gasolina y diésel y que pese a que dicha logística generó retrasos en la distribución, hay suficiente producto para cubrir la demanda.

““#Pemex y el @GobiernoMX, en acción contra el robo de combustible y el rescate de la soberanía”, escribió la empresa productiva del Estado mexicano en su cuenta @Pemex de Twitter, donde puntualizó el objetivo de la estrategia: ”Contra el robo y la distribución ilegal y por el rescate de la soberanía”.