Ha pasado casi un mes desde que los familiares de Diana Itzel Cuevas Uribe no saben nada de ella, pues la joven desapareció el 11 de enero al subir al Metro, rumbo a la universidad, en la Ciudad de México.

La última vez que Martina, mamá de Diana Itzel, vio a su hija fue ese viernes, cuando la acompañó en la mañana a la estación del Metro UAM-I —de la Línea 8 del Metro—, justamente por la inseguridad en esta zona del oriente de la Ciudad de México.

“Nunca la dejaba sola precisamente para protegerla”, aseguró la mamá de Diana en entrevista con Televisa. De acuerdo con la mujer, su hija tomaba diario la misma ruta para llegar hasta su escuela, ubicada en Polanco.

Aunque Martina dejó a Diana Itzel en el metro, la joven no llegó a clases, pero tuvo contacto con sus compañeras, a quienes les dijo vía Whatsapp que no había ido a la escuela “por unos problemitas”.

De acuerdo con la madre de Diana, la joven solía llegar a su casa entre 4 y 4:30 de la tarde; sin embargo, ese viernes 11 de enero, Diana Itzel no llegó.

“Hasta 5:30 yo le di chance de que llegara y posteriormente yo le llamé a su celular, pero ya no me contestó”, narró Martina.

La familia de Diana Itzel reportó la desaparición de la joven ante las autoridades, quienes les mostraron los videos de seguridad del Metro, en donde se ve a la joven transbordar hacia la línea 1 (rosa) con dirección a Pantitlán a alrededor de las 6:30 de la mañana.

Con base en los últimos reportes de la Procuraduría capitalina, el último registro del celular de Diana Itzel fue en Cadereyta, Nuevo León.

La desaparición de Diana Itzel surge luego de que, según datos de la misma Procuraduría capitalina, al menos 85 mujeres han denunciado en redes sociales intentos de secuestros en diversos puntos de la capital.

Pese a la ola de denuncias, este lunes la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, aseguró que no ha habido un repunto de dicho delito.

“No es que hubo un repunte en enero, el delito viene desde el año pasado, de hecho, viene desde años anteriores, pero en particular el año pasado, el problema es que no se había hecho visible”, aseguró la mandataria capitalina.