El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, dio a conocer que, tras el dictamen técnico realizado por el equipo de trabajo de Andrés Manuel López Obrador, son dos las opciones definitivas para el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM): continuar con el proyecto actual en Texcoco, o construir otra terminal aérea en Santa Lucía y mantener el aeropuerto Benito Juárez.

En una conferencia realizada la mañana de este viernes, López Obrador pidió a la población “ayudarle” a resolver este “problema”.

“Llamo al pueblo del México a que nos ayuden a resolver este problema difícil, este problema que heredamos pero que tenemos que enfrentar de la mejor manera posible”, dijo.

El presidente electo dijo que, por lo pronto, las obras que ya están en curso continuarán.

“Siguen las obras que ya están contratadas (...) están en proceso. Hay otras que no son críticas y que están en espera”,

Después, intervino Jiménez Espriú, quien explicó las ventajas y desventajas de las dos opciones planteadas para la nueva terminal.

"Sostenemos que hay dos opciones para definir lo que más convenga al interés nacional. Las dos opciones tienen puntos a favor y en contra, por lo cual se ha decidido llevar a cabo una amplia consulta con especialistas y con los ciudadanos en general. Este ejercicio democrático implicará transmitir toda la información a todos los mexicanos objetivamente, con estricto apego a la verdad, a eso obedece que demos a conocer con la mayor precisión e imparcialidad posibles lo que significan una y otra alternativas”, indicó Jiménez Espriú.

Si continúa la obra actual

Ventajas

-Cercanía con la Ciudad de México

-Que sea un hub internacional o centro de conexión de operaciones

-El gobierno federal ya cuenta con el terreno de 5 mil hectáreas

-Existe financiamiento para el 75% de la inversión total

-Tendría una mayor capacidad en el largo plazo

-Ya existe un proyecto y hay un avance global de la obra del 31%

Desventajas

-Mayor costo de construcción, que ha aumentado a 300 mil millones de pesos

-Altos costos de mantenimiento, que aún están por determinarse

-Retraso de al menos de 4 años en la construcción

-Mayor riesgo en el inicio de operaciones

-El incremento de tarifas aeroportuarias

-Transformación del lago Nabor Carrillo y otros impactos negativos al medio ambiente

Si se construye en Santa Lucía

Ventajas

-Menor tiempo para el inicio de operaciones

-Menor impacto negativo sobre la Ciudad de México

-Menores costos de inversión

-Se fortalecería el sistema aeroportuario del Valle de México

Desventajas

El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes explicó que el dictamen de expertos de MITRE, empresa cuyo origen es el MIT de Massachusetts y que analizó la opción de que el nuevo aeropuerto sea construido en la Base de Santa Lucía, en el Estado de México, concluyó que la operación simultánea de los dos aeropuertos, como lo indica la segunda opción planteada, no es viable.

“Ante este dictamen, nuestros técnicos y un grupo de expertos chilenos señalan la necesidad imperiosa de un estudio internacional realizado por otra agencia internacional”, señaló.

Precisó que ese análisis tardaría 5 meses y tendría un costo de entre 150 y 200 millones de pesos.

-Tener operaciones separadas entre dos aeropuertos implicaría aumento de costos de operación para las aerolíneas-

-La suspensión de la obra actual implicaría un costo de 100 mil millones de pesos

Javier Jiménez Espriú dijo que la información completa del dictamen presentado este viernes está disponible en el sitio: lopezobrador.org.mx, y que en la última semana de octubre próximo se realizará la consulta pública para tomar una decisión final sobre el nuevo aeropuerto.