La creación del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas y la desaparición de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) fue aprobada por la Cámara de Diputados, con 430 votos a favor, cero en contra y una abstención

El dictamen se turnó al Senado de la República para su análisis y eventual aprobación.

En tribuna, la presidenta de la Comisión de Pueblos Indígenas, Irma Juan Carlos (Morena), sostuvo que con esta ley, las comunidades indígenas y de afroamexicanos serán realmente atendidas y reconocidas en la nueva administración.

OjO AQUÍ 👀: Cinco datos sobre la población afro en México, una de las más discriminadas

“El nuevo escenario político obliga a que la nueva relación entre los pueblos indígenas y el Estado pase por abordar el alcance del poder comunal-comunitario para el ejercicio del autogobierno; reconocerles su personalidad jurídica y como sujetos de derecho público”, apuntó.