Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo, afirmó que el Joaquín El Chapo Guzmán no es su “enemigo” y que testificar en su contra no fue premeditado.

“Él (El Chapo) sabía que testificaría porque me declaré culpable cuando él estaba libre, con mi padre, y me comprometí a cooperar con la Fiscalía”, dijo El Vicentillo, quien agregó: “No veo el futuro y no sabía que mi compadre Chapo estaría aquí. No es mi enemigo”, de acuerdo con declaraciones consignadas por la agencia Efe.

En su tercer día como testigo en el juicio contra el narcotraficante mexicano, el hijo de Ismael El Mayo Zambada se despidió de su “compadre Chapo” con un ligero cabeceo, que fue respondido por el narcotraficante sinaloense.

Los abogados de Guzmán Loera buscaron reafirmar su argumento de que su cliente es un chivo expiatorio usado por el gobierno de Estados Unidos para evitar detener al Mayo, a quien califican como el verdadero líder del Cártel de Sinaloa.

“¿Sabe si el acusado es un narcotraficante real o un mito inventado que no trafica con drogas? ¿Es un líder poderoso del cártel de Sinaloa o un mito que vive escondido en la sierra y no hace nada?”, interrogó la fiscal Amanda Liskamm para contradecir a la defensa del Chapo, según recogió la agencia española.

“Es un traficante real que trabajaba con droga, un líder del cártel como mi papá”, respondió El Vicentillo.