El escolta que era buscado por las autoridades tras matar a un presunto asaltante con un arma de fuego en Polanco acudió a la Procuraduría capitalina a declarar de forma voluntaria.

Declaró que los hechos se registraron cuando acompañó a una persona a cobrar unos cheques y al salir del banco un sujeto se acercó con una pistola e intentó llevarse una maleta en la que guardaron el dinero, por lo que le ordenó soltar el arma, pero ante su negativa disparó según el protocolo de seguridad y luego se retiró del lugar.

Durante la comparecencia en el Ministerio Público, el escolta explicó que tiene asignada un arma de fuego calibre .380, con licencia de portación de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El procurador General de Justicia de la Ciudad de México, Edmundo Garrido Osorio, informó que al darle seguimiento al asesinato de un presunto ladrón en Polanco, a manos de un escolta, éste último acudió a declarar los hechos de manera voluntaria, en compañía de su abogado.

La PGJ comentó que las imágenes captadas por cámaras del lugar y agregó que hoy se tomará la declaración a otros testigos. Ante ello realizarán los dictámenes periciales para establecer la posición víctima-victimario y determinar la situación jurídica.