El gobierno de Andrés Manuel López Obrador buscará la legalización de la marihuana para uso medicinal y recreativo, mientras la amapola para fines médicos, afirmó la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Respecto a la amapola, Sánchez Cordero aseguró que trabajará de la mano con la ONU para la reglamentación del uso médico de la planta. Aseguró que ha tenido reuniones con funcionarios del organismo internacional.

“En el tema de la amapola sí tenemos que ir con Naciones Unidas, con la Agencia de Naciones Unidas en contra del Delito y la Droga. Tenemos que avanzar con ellos, porque ellos tienen una reglamentación en relación concretamente a la amapola, tienen una reglamentación, pues que hay que acatar y seguir, de acuerdo con los lineamientos que ellos están estableciendo”, dijo en entrevista con la prensa tras participar en la ceremonia de guardia de honor por el aniversario luctuoso del senador Belisario Domínguez.

“Nosotros estamos pensando en marihuana para usos medicinales y recreativos y penalizarla fuertemente en la venta a menores de edad y también estamos pensando en programas de rehabilitación de adictos, simultáneamente", detalló.

La despenalización de la amapola, dijo, sería para beneficiar a los pacientes que necesitan fármacos derivados de la planta.

“Hay muchos pacientes que están teniendo enfermedades terminales en donde sí se requiere morfina y otros derivados de la amapola para poder tener una muerte digna, y vale la pena luchar para que estos enfermos terminales tengan una muerte digna”, sostuvo.

La exministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación hizo estas declaraciones luego de que López Obrador asegurara que se tomará en cuenta el planteamiento del titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos, acerca de que una posible salida a la violencia sería la legalización de la amapola.