Stan Lee murió a los 95 años, justo a la misma edad que tenía su esposa cuando dejó este mundo en 2017; hoy el gremio del cómic, la animación y fanáticos de su trabajo le lloran porque se fue el hombre que supo desarrollar personajes entrañables de la cultura pop como Spider-Man, Hulk, Iron Man, Los 4 Fantásticos, Thor, Los Vengadores, Daredevil, Doctor Strange, X-Men, Black Panter y Bruja Escarlata, no obstante, hay muchos que aunque reconozcan su obra, no le lloran.

Tras la figura de Stan Lee hay diversas acusaciones que han salido poco a poco a la luz, irónicamente, mostrando su lado más oscuro.

Agresiones sexuales

La ola de acusaciones por agresiones sexuales del #MeToo arrastró también al genio de los cómics entre ella. En abril de este 2018, la masajista María Carballo demandó a Stan Lee por una compensación de al menos 50 mil dólares (más de un millón de pesos) por daños y perjuicios, pues ella acusaba haber sido agredida por la estrella de Marvel Comics.

María alegó que Lee la agredió acariciándose él y tocándola con sus genitales, lo cual la hizo dejar la sala de masajes antes de terminar su trabajo. Explicó que los incidentes ocurrieron en abril de 2017, cuando el cocreador de muchos personajes de superhéroes se encontraba en la ciudad participando de la feria Chicago Comic & Entertainment Expo.

No obstante, el abogado de Lee, Jonathan Freund, negó las acusaciones al periódico Chicago Tribune: “Es una figura pública de alto perfil y creo que es un chantaje [...] Tiene 95 años, no creo que haya hecho eso". Ya en el juicio, Carballo sostuvo que Lee se disculpó a través de su empresa y regresó para una segunda cita de masaje al día siguiente, durante la cual empleó una técnica de masaje usando los pies en lugar de las manos. Entonces, lo acusó de acercar su pie a sus genitales, lo que la obligó a irse una vez más de la sala de masajes.

En enero de 2018, el diario Daily Mail informó sobre otras denuncias de agresión sexual y acoso por parte de enfermeras que cuidaban a Lee en su casa de Los Ángeles. Entonces, los representantes de Lee también negaron esas acusaciones.

Stan Lee muestra sus manos con arcilla tras plasmar sus palmas en una placa conmemorativa
Stan Lee muestra sus manos con arcilla tras plasmar sus palmas en una placa conmemorativa

Maltrato a personas

La leyenda del cómic también ha sido objeto de rumores de maltrato a personas mayores en manos de sus asociados y su hija, y también ha negado esas afirmaciones.

Irónicamente, este año Lee solicitó (y consiguió) una orden de protección y alejamiento contra su exagente, Keya Morgan, acusado de abuso de ancianos. Por tal motivo, Morgan, coleccionista que estableció relación con Lee después de la muerte de su esposa, debía mantenerse al menos a 100 yardas (91.4 metros) durante los próximos tres años. La orden, además obliga a Morgan estar lejos de la hija de Lee, Joan Celia “J.C.” Lee, y su hermano Larry Lieber.

Stan Lee en 2016 durante la premiere de 'Doctor Strange' en Hollywood, California
Stan Lee en 2016 durante la premiere de 'Doctor Strange' en Hollywood, California

Plagios y créditos no atribuidos

Aunque el legado de Stan Lee es innegable, en el gremio del cómic se le miraba un poco con recelo. Era el hombre más brillante de Marvel, pero no el único (ni el verdadero) creativo. Este tipo de acusaciones se las dejaron ver en diversas ocasiones.

La más famosa (y antigua) es la pugna con Jack “The King" Kirby, con quien Lee cocreó personajes tan icónicos como Los 4 fantásticos, los X-Men o Hulk. Ambos lograron ser una dupla muy exitosa, pero Lee supo ser más hábil al momento de las relaciones públicas y colocarse como la estrella de Marvel.

Por problemas de egos profesionales, comenzaron a distanciarse, tanto que Kirby llegó a decir en entrevistas que Lee era “una peste”, aunque en los últimos años de The King, hubo encuentros afables entre ambos. Jack murió el 6 de febrero de 1994 y Lee acudió al entierro, pero la familia de Jack no lo miró con buenos ojos. Roz Goldstein, esposa de Kirby cobró 27 mensualidades de Marvel antes de fallecer en 1998 y dijo que ojalá viviera muchos años para poder seguir cobrando el trabajo que hizo su esposo y que no se le reconoció como debía. Actualmente, sus hijos siguen manteniendo una disputa legal por los derechos de los personajes de Marvel.

A la par, Steve Ditko tuvo problemas con Lee por los derechos de creación de Spider-Man, pues aunque el trabajo fue hecho por ambos, con el paso de los años cada vez lucía más protagónico el nombre de Lee mientras el de Ditko se relegaba.