El senador de Morena Napoleón Gómez Urrutia dijo que desde el Senado de la República va a trabajar para que los empresarios poderosos dejen de explotar la riqueza de las minas al precio que sea.

En entrevista con el diario La Jornada y después del exilio desde el gobierno de Vicente Fox, Gómez Urrutia, líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, dio nombres de quienes, en su opinión, quieren aprovechar las minas sin respetar los derechos de los trabajadores.

Germán Larrrea, dueño de Grupo México, dijo, pretende reabrir por la fuerza la mina San Martín, en el municipio Sombrerete, en Zacatecas, donde hay una huelga desde hace 11 años

También mencionó al diario La Jornada el nombre de Germán Feliciano Larrea, quien, dijo, ha hecho todo lo posible de la mano del gobierno federal por reabrir la mina de Sombrerete. También está de acuerdo en que se reabran las minas, pero respetando el derecho de los trabajadores.

“No puede permitirse que sigan las complicidades que iniciaron los gobiernos de Vicente Fox y Felipe Calderón con esos grupos económicos de poder”, dijo el líder sindical, que pasó 12 años en un exilio en Canadá luego de enfrentar acusaciones en el gobierno de Fox por operaciones con recursos de procedencia ilícita, después del desplome de la mina en Pasta de Conchos, Coahuila, donde 65 mineros quedaron atrapados, cuyo concesionario era Grupo México.