Emilio Lozoya Austin, director de Pemex de diciembre de 2012 a febrero de 2016, puede ser detenido con base en una orden de aprehensión girada por lavado de dinero, luego de que una juez federal dejara sin efecto una suspensión definitiva para evitar su arresto.

De acuerdo con Reforma, la jueza octava de Distrito en Amparo Penal de la Ciudad de México, Luz María Ortega Tlapa, retiró la protección para Lozoya luego de que este incumpliera con presentarse en un plazo de 3 días hábiles a una audiencia de imputación para enfrentar un posible proceso judicial.

La semana pasada, el mismo Lozoya anunció que, aunque contaba con la suspensión definitiva, no se presentaría ante el juez de control para enfrentar la imputación pues no había garantías para conservar su libertad.

Otra de las obligaciones que el directivo de Pemex durante el gobierno peñanietista incumplió fue el pago de una garantía de 500 mil pesos para mantener vigentes la suspensión definitiva contra la orden de captura.

En tanto, Javier Coello Trejo, abogado de Lozoya, afirmó a Notimex que, aunque el exdirector de Pemex continúa en la Ciudad de México, descartó que vaya a ser detenido porque “no lo van a encontrar”.

Sin embargo, señaló que el juicio de amparo continúa y van a presentar todas las pruebas en virtud de que la Fiscalía nunca los citó para poder defenderse.

Coello Trejo informó que agotarán todas las vías legales e informó que el exdirector de Pemex se encuentra en buenas condiciones de salud, aunque “dolido”, porque es injusto todo lo que le están imputando y “lo vamos a probar”.

Desde el pasado 25 de mayo, un juez de control ordenó la detención de Lozoya Austin, su hermana Gilda Susana y el empresario Alonso Ancira, dueño de la empresa Altos Hornos de México -ya detenido-, por presunto lavado de dinero derivado de la operación de compra de Pemex de la planta Agro Nitrogenados.