Tras los señalamientos de haber recibido sobornos millonarios para favorecer a la empresa constructora brasileña Odebrecht con contratos millonarios en 2012, la cuentas del exdirector de Petróleos Mexicanos Emilio Lozoya Austin fueron congeladas y una orden de aprehensión fue girada en su contra.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, a cargo de Santiago Nieto, congeló las cuentas de Lozoya Austin, de su hermana Susana Gilda Lozoya Austin; su secretario particular, Rodrigo Arteaga y de María del Carmen Ampudia.

Sin embargo, no es la primera vez que Santiago Nieto se enfrenta a Emilio Lozoya.

En una entrevista con el periódico Reforma con fecha del 18 de octubre de 2017, el entonces titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), Santiago Nieto, reveló que Lozoya lo presionó para que declarara su inocencia.

Nieto aseguró que recibió una carta de Lozoya para evitar que se le vinculara con los desvíos de recursos para el PRI durante la campaña presidencial de 2012 con Enrique Peña Nieto.

“Me envió una carta diciendo que quiere que yo haga un pronunciamiento público sobre su inocencia y me envía un currículum diciéndome quién es su papá, quién es su mamá, en dónde estudió. Nunca entendí esta parte”, mencionó Nieto a Reforma.

En ese entonces, Santiago Nieto informó que se preparaban acciones penales contra los responsables por el financiamiento de Odebrecht y dentro de la investigación se encontraban cuentas ligadas a Lozoya y a la constructora ubicadas en Islas Caimán, Suiza y Brasil.

“Creo que esta carta refleja en gran medida la impunidad, es decir, el planteamiento de que ‘soy una figura pública. La autoridad se tiene que disculpar’. Esto es lo que me parecía particularmente grave”, agregó Nieto.

¿Quién es Lozoya?

Emilio Lozoya Austin fue coordinador de asuntos internacionales durante la campaña de Enrique Peña Nieto a la presidencia y director de Pemex durante el gobierno federal.

En 2016, Luis Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht en México, declaró ante las autoridades brasileñas que entregó sobornos a Lozoya. En los videos de la confesión, obtenidos por la organización mexicana Quinto Elemento Lab, Meneses detalla que entregó 4 millones de dólares al exfuncionario mexicano.

“A principios de 2012, constaté que Emilio Lozoya había alcanzado una posición destacada en el PRI, que disputaba las elecciones presidenciales de julio de 2012, cuyo candidato era el favorito en las encuestas electorales. Lozoya se había convertido en uno de los líderes del comité de campaña, por lo que probablemente se convertiría en una persona influyente en la administración pública del país”, declaró Weyll.

Odebrecht tenía una oficina en Brasil llamada Operaciones Estructuradas, de la cual salían los sobornos y desde donde se planeaban los esquemas de lavado de dinero.

Desde esa oficina, Olivio Rodrigues Júnior, otro funcionario de la constructora brasileña, declaró haber transferido dinero a cuentas ligadas a Emilio Lozoya.