La esposa de Joaquín Guzmán Loera, Emma Coronel, llegó a primera hora este martes al inicio del juicio del exlíder del cártel de Sinaloa en una corte de Brooklyn, en Nueva York.

Vestida con pantalón, blusa y abrigo en color negro con amplias mangas, y con su negro cabello recogido hacia la espalda, llegó en medio de una mañana lluviosa al edificio de la Corte.

El inicio del juicio se dio en medio de confusiones, reporta The New York Post, luego de que uno de los miembros del jurado, identificado como jurado 1, presentó una constancia médica escrita a mano que advertía que esta persona podría enfrentar el juicio a lo largo de tres meses.

"Recibí una carta manuscrita en la que se detallan los problemas médicos", dijo el juez de la corte federal de Brooklyn, Brian Cogan, según reporta The New York Post.

La selección del jurado en la Corte de Nueva York tomó varios días a inicios de noviembres. Algunas personas fueron descartadas por sus opiniones con respecto al capo, lo que impediría un juicio imparcial.

Guzmán Loera, de 61 años, es acusado de liderar el cártel de Sinaloa y convertirlo en la mayor organización criminal del planeta, con el envío de más de 155 toneladas de cocaína a Estados Unidos durante 25 años, informa la agencia AFP.