La Comisión Federal de Electricidad (CFE) elabora un análisis para enfrentar el problema de pérdidas de electricidad, las cuales en el primer semestre de 2018 alcanzaron 60 mil millones de pesos, de los que 25 mil 700 millones son por los famosos “diablitos”.

En una reunión con medios de comunicación, el director de Comunicación Corporativa, Luis Bravo, dijo que se elabora un diagnóstico de dónde representa mayor pérdida y una vez que se tenga se actuará en consecuencia.

Detalló que las pérdidas a junio de 2018 alcanzaron 11.6% de la energía recibida, lo que equivale a casi 60 mil millones de pesos, entre técnicas y no técnicas.

El directivo explicó que las pérdidas técnicas son las que se pierden en la Transmisión y Distribución; mientras que las no técnicas es el robo, las cuales representan el 5.71%, es decir 25 mil 700 millones de pesos.