Miles de estudiantes de la UNAM y otras instituciones educativas como el IPN, la UAM, la UPN, se manifestaron en Ciudad Universitaria para condenar los actos violentos ocurridos el lunes pasado, cuando grupos porriles atacaron a alumnos que se manifestaban frente a Rectoría.

“Fuera porros de la UNAM” fue una de las consignas que más se leía en pancartas. Sin embargo, estudiantes dijeron a mexico.com que en los planteles de la universidad han ocurrido más hechos violentos como violaciones, secuestros, homicidios y casos de acoso.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué pasa en la UNAM?

Los estudiantes también se quejaron de las autoridades, las cuales dijeron, no han mantenido un diálogo abierto con la comunidad.

“Esta manifestación no solo fue contra los porros, sino contra toda la inseguridad que hay en los planteles de la UNAM. Hoy todos nos unimos para mostrar esa inconformidad y esperamos que en esta ocasión el rector (Enrique Graue) nos escuche”, dice Lizeth Reyes, de 18 años de edad y estudiante de la Preparatoria 8.

No obstante, ninguna autoridad de la UNAM dialogó con los manifestantes cuando los contingentes llegaron a Rectoría.

“El hecho que las autoridades hayan permitido que ocurriera eso (el ataque de porros contra los estudiantes), me hace sentirme insegura en la escuela”, nos cuenta Karla Pérez, estudiante de la Preparatoria 8.

Tras los hechos violentos del lunes, 34 planteles y facultades de la UNAM se fueron a un paro de 48 horas, en apoyo a los estudiantes heridos, dos de ellos de gravedad, y los alumnos del CCH Azcapotzalco, quienes inicialmente pidieron la renuncia de la directora María Guadalupe Márquez Cárdenas, así como transparencia del presupuesto escolar, esclarecimiento de cuotas de inscripción obligatorias, información sobre horarios y profesores, entre otros puntos de su pliego petitorio.

0:00 / 0:00