La mañana de este sábado, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo una reunión privada con empresarios en Villahermosa, Tabasco, en la que les planteó su plan para rescatar al sector energético y sacar de la crisis a los estados petroleros.

En conferencia de prensa posterior la reunión, AMLO señaló que la reforma energética impulsada por el actual gobierno “ha resultado un rotundo fracaso”.

“Para tener una idea de lo que está sucediendo, lo que se produce ahora es parecido a lo que se producía en 1975, hace 40 o 50 años”, señaló el tabasqueño.

A la reunión acudió también la próxima secretaria de Energía, Rocío Nahle, el futuro director de Pemex, Octavio Romero Oropeza y el gobernador electo de Tabasco, Adán Augusto López.

Ante empresarios petroleros de Tamaulipas, Campeche, Veracruz, Nuevo León y Tabasco, López Obrador indicó que su plan para la industria petrolera descansa en tres programas estratégicos: la extracción de petróleo, la rehabilitación de las seis refinerías que se tienen en la actualidad y finalmente la construcción de una nueva en Dos Bocas, Tabasco.

“Nosotros hemos hecho el compromiso de reactivar la actividad petrolera. Vamos a invertir solo para perforación y para llevar a cabo procesos de extracción alrededor de 75 mil millones de pesos adicionales el año próximo… para producir rápido, pronto", dijo.

Esta inversión adicional nos va a permitir enfrentar la crisis (en los estados petroleros) y empezar a recuperar los volúmenes de producción que se tenían con anterioridad”, explicó el tabasqueño.

AMLO indicó que durante el tiempo que queda antes de su toma de posesión su equipo estará definiendo las bases para las licitaciones de modo que desde los primeros días de diciembre se lancen las convocatorias. Su idea es que para finales del 2019 México remonte la crisis de producción petrolera y pueda empezar a extraer más petróleo.