Miranda Mendoza Flores, de 18 años de edad y estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, fue secuestrada y asesinada después de que salió del plantel.

El CCH de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) confirmó el crimen y expresó una “enérgica protesta” ante este suceso, a través de su cuenta de Twitter.

Miranda fue vista por última vez el pasado lunes 20 de agosto tras salir del CCH Oriente, ubicado en Prolongación Periférico Oriente, colonia Agrícola Oriental, en Iztapalapa, y su cuerpo fue encontrado calcinado un día después en el municipio de Cocotitlán —cerca de Chalco—, en el Estado de México, reportó Reforma.

El lunes 20 de agosto, la estudiante no llegaba a casa y sus padres recibieron una llamada en la que les exigían un rescate de 5 millones de pesos para liberar a la joven. Sin embargo, no contaban con esa cantidad de dinero.

El caso es investigado por la Fiscalía General de Justicia del Estado de México con perspectiva de género y bajo el protocolo de feminicidio, debido a las características del crimen.