Estados Unidos aumentó este jueves las presiones contra Venezuela al anunciar sanciones contra las exportaciones de oro, acusando al país de ser junto a Cuba y Nicaragua una “troika de la tiranía”.

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, dijo en un discurso en Miami que las nuevas sanciones golpearán al sector del oro que “ha sido utilizado como un bastión para financiar actividades ilícitas, llenar sus arcas y apoyar a grupos criminales”.

“Hoy estoy muy orgulloso de compartir que el presidente Trump firmó un decreto ejecutivo para imponer nuevas y duras sanciones contra Venezuela”, dijo el funcionario, a menos de una semana de las elecciones de mitad de mandato en Estados Unidos.

La Casa Blanca publicó este jueves el decreto. Bolton explicó a la prensa que las sanciones entrarán en vigor de forma inmediata y que supondrán un peso “insoportable” para el gobierno venezolano.

Al ser preguntado sobre la posibilidad de una intervención en Venezuela Bolton respondió: “No veo que eso vaya a ocurrir”.

El país se encuentra sumido en una aguda crisis política y económica con una inflación, que según el Fondo Monetario Internacional (FMI) va a alcanzar el mil 350% este año.

La ONU estima que desde 2015 cerca de un millón 900 mil personas han emigrado de Venezuela.

Maduro espera ‘un milagro’ de Donald Trump

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo este jueves que está a la espera de “un milagro” para que “algún día el presidente Donald Trump logre ver cómo lo llevan a un callejón sin salida” al repetir “políticas fracasadas contra Cuba, Venezuela y Nicaragua”.

No se refirió, sin embargo, de manera directa a las nuevas sanciones.

Según las ya existentes, ni Venezuela ni la petrolera estatal PDVSA pueden renegociar deudas en Estados Unidos, lo que en la práctica cierra el mercado al país. Las prohibiciones también afectan a Maduro, a su esposa, y a varios ministros y líderes chavistas.

“Bajo el mando del presidente Trump, Estados Unidos va a tomar acciones directas contra estos tres regímenes para defender el imperio de la ley, la libertad, la decencia humana mínima en nuestra región”, afirmó Bolton en el discurso.