Michael Cohen, exabogado de Donald Trump, se declaró culpable —ante una Corte de Nueva York— de mentir al Congreso de Estados Unidos en la investigación sobre sus contactos con rusos.

Cohen, exasesor de Trump, comenzó a cooperar con el equipo del fiscal especial, Robert Mueller, tras declararse culpable en agosto de fraude bancario y violaciones de financiamiento de campaña.

Mueller investiga si la campaña electoral de Trump en 2016 se coludió con los intentos rusos de perjudicar a su rival, Hillary Clinton, y si el mandatario ha intentado obstruir ilegalmente la investigación.

En agosto, Cohen también se declaró culpable de cargos relacionados con los pagos secretos a supuestas amantes de Trump: la actriz Stormy Daniels y la modelo de Playboy Karen McDougal, antes de las elecciones.