Presidentes de las sociedades médicas de tres hospitales de Alta Especialidad en Villahermosa, Tabasco, reportaron que les faltan insumos médicos y sanitarios, lo que repercute en el servicio que ofrecen, ya que los pacientes deben comprar material y medicamentos para su atención.

El presidente de la Sociedad Médica del Hospital “Gustavo A. Rovirosa”, Guillermo Morelos Villegas, reportó que los pacientes compran suturas, compresas e implementos necesarios para cirugías y prácticamente el hospital solo aporta la infraestructura y los médicos.

En entrevista, comentó que el resto de los hospitales enfrentan problemas similares a pesar de las recomendaciones emitidas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) a la Secretaría de Salud del estado y aceptadas por el gobierno estatal.

La presidenta de la Sociedad Médica del Hospital de la Mujer, Rocío Gutiérrez Illán, señaló que carecen de soluciones fisiológicas, medicamentos, cubrebocas, gorros, material de limpieza y es insuficiente el personal médico.

Comentó que el hospital opera con sobrecupo constante y por lo tanto la mayoría de los partos se realizan por cesárea.

“El principal riesgo es la falta de medicamentos; las cirugías programadas se suspendieron y se atienen solo urgencias”, explicó.

Además, refirió el desperdicio de todo un piso en el hospital que se encuentra cerrado desde la inauguración de este en diciembre de 2006 y que el equipamiento que allí permanecía se retiró y se desconoce su destino.

Gutiérrez Illán afirmó que han tenido que pedir prestadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cánulas neonatales.

El presidente de la Sociedad Médica del Hospital “Juan Graham”, Roberto Madrigal Hernández, dijo que todo paciente que llegue a recibir atención en ese hospital debe llevar dinero para comprar insumos.

Añadió que la clínica solo suministra entre el 30% y 40% de los insumos, por lo cual las funciones necesarias de un hospital no pueden llevarse a cabo en su totalidad.

En 26 años de servicio médico, dijo, no había visto una crisis de tal magnitud, porque cada vez los problemas se agudizan ante las necesidades de cirugías o procedimientos y la falta de materiales, como cartuchos para hemodiálisis o enzimas para detener el avance de un infarto, entre otros.

Tras la convocatoria ciudadana en redes sociales para donar material de limpieza e insumos médicos a los hospitales, en una estación de radio local se pidió a las sociedades médicas llevar dos camionetas para transportar los donativos anónimos y distribuirlos en estas clínicas.