El fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler, informó que se localizaron siete nuevas fosas en el estado en un predio llamado La Guapota, en el municipio de Úrsulo Galván.

Estas nuevas fosas se suman a las 36 que se encontraron la semana pasada, cuando las autoridades llegaron al predio siguiendo la pista de una denuncia por desaparición forzada.

Winckler dijo que en conferencia de prensa que la fosa será descubierta en breve con el acompañamiento “de los colectivos que buscan a sus familiares”.

Explicó que el “número de fosas podría incrementarse por la magnitud del terreno, no se dejará de buscar, es un terreno bastante amplio”.

Fosas desde el gobierno de Duarte

El lugar en el cual se registró este nuevo hallazgo, fue entre 2011 y 2016 escenario de numerosas desapariciones de personas perpetradas por efectivos de la Policía, durante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, preso actualmente por corrupción.

En enero del 2013, desaparecieron en ese municipio ocho integrantes de la policía municipal supuestamente a manos de agentes estatales; lo cual llevó a que toda la plantilla de oficiales municipales presentara su renuncia dejando al poblado sin vigilancia.

El estado de Veracruz es uno de las regiones más violentas por la disputa armada entre el Cártel de Jalisco Nueva Generación y sus rivales Los Zetas por el dominio de las rutas de tráfico de drogas.

Desde 2016, han sido localizadas fosas de grandes proporciones, como la de Colinas de Santa Fe, con casi 300 cadáveres; El Arbolillo, con 47, en 2017; y La Laguna, casi 180 en 2018.

Una fuente de la fiscalía general del estado, que no autorizó a ser citada, dijo que para el manejo de los cadáveres se compró un nuevo trailer con capacidad de docenas de cuerpos, y actualmente ya no hay espacio para almacenarlos en el depósito forense.