Integrantes del equipo de transición del presidente electo Andrés Manuel López Obrador y organizaciones civiles instalaron la primera de una serie de mesas de trabajo para discutir el modelo de Fiscalía General que sustituirá a la Procuraduría General de la República.

Por parte del equipo de transición, participaron Tatiana Clouthier, Zoé Robledo y Mario Delgado, junto con un equipo de asesores; por parte de las organizaciones civiles estuvieron integrantes de los colectivos Fiscalía que Sirva y Vamos por más, así como académicos del CIDE y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMás, los cuales han exigido que la próxima Fiscalía General de la República sea autónoma y transparente, que permita terminar con los altos niveles de impunidad, cuente con elementos profesionales para llevar a cabo investigaciones y sin que haya un uso político de la institución.

Los colectivos y los próximos funcionarios celebrarán una serie de sesiones de trabajo en las que abordarán temas como la profesionalización de la nueva Fiscalía, mecanismos de supervisión y control internos, la especialización de las fiscalías, mecanismos de designación y remoción de funcionarios, además del régimen de transición entre la Procuraduría y la nueva Fiscalía.

Los representantes de los colectivos se comprometieron a no ocupar ningún cargo al interior de la Fiscalía General, incluyendo las fiscalías especializadas, en un periodo de tres a partir del día de hoy; para ello, formaron una carta de conflicto de interés.

La transformación de la PGR en Fiscalía

La PGR actualmente es un organismo que depende del poder Ejecutivo; pero la reforma política publicada en el Diario Oficial de la Federación el 10 de febrero de 2014, la convirtió en un organismo autónomo.

Sin embargo, hasta el momento la ley señala que el procurador actual —quien fue propuesto por el presidente y avalado por el senado— se convertirá automáticamente en fiscal general, pase automático que se frenó el año pasado.

Los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMás impulsaron una iniciativa ciudadana para reformar el artículo 102 de la Constitución, en la cual proponían un mecanismo para que el fiscal sea independiente del presidente de la república. Sin embargo, tras el cambio de las elecciones,

En conferencia de Prensa, el aún senador Zoé Robledo explicó que antes de llevar al Congreso esa reforma, es necesario crear un diseño institucional y un modelo de Fiscalía, los cual deberá surgir de las mesas de trabajo con los colectivos.

En un comunicado, lo colectivos señalaron que la justicia imparcial, la dignidad de las víctimas y la eficiencia de la investigación y del ejercicio de la acción penal serán los principios rectores de una institución encargada de atender un mandato popular: erradicar la impunidad.