El jefe de Gobierno, José Ramón Amieva y el secretario de Seguridad Pública de la CDMX, Raymundo Collins Flores, anunciaron este jueves que presentaron una iniciativa para que se tipifique como “delito grave” la portación y el uso de armas de fuego falsas.

La propuesta, que será presentada al Congreso de la Unión, buscará modificar el Código Nacional de Procedimientos Penales y el Artículo 19 de la Constitución, en los que se establecen los delitos que ameritan prisión preventiva oficiosa.

Amieva comentó en conferencia de prensa que con esta medida se espera reducir la incidencia delictiva, debido a que los delincuentes cometen delitos utilizando este tipo de '"armamento".

El jefe de Gobierno dijo que en ocasiones los ladrones son detenidos pero quedan en libertad debido a que la ley no establece como delito grave que amerite prisión preventiva portar estas armas.

Raymundo Collins aseguró que la población afectada no puede distinguir cuándo se trata de un arma real o falsa.

“En el curso del año se han presentado o se han decomisado más de 4 mil armas de fuego en hechos delincuenciales; de estas solamente en armas réplica se han decomisado 771 armas réplica en eventos delincuenciales y una señora que es asaltada con un arma réplica no sabe la diferencia”, comentó.

Collins dijo que estas armas son utilizadas principalmente en delitos como robo a transeúntes, robo a cuentahabientes, en casa habitación, negocios, transporte público y narcomenudeo.