El gobierno de Veracruz habría incurrido en un presunto daño patrimonial de 338 millones de pesos, de acuerdo con el Informe de Resultados de la Cuenta Pública 2017.

Las dependencias señaladas son las secretarías de Protección Civil, Desarrollo Social, y la de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca de la entidad gobernada por Miguel Ángel Yunes Linares.

El informe del Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) de la entidad señala además que 153, de los 212 municipios que conforman la entidad, acumularon también un supuesto daño a las arcas por mil 102 millones 373 mil 460 pesos.

El titular del ORFIS, Lorenzo Antonio Portilla, señaló que una vez que la Comisión de Vigilancia emita el dictamen y sea aprobado por el Pleno, se iniciará la etapa de Investigación —que contempla la nueva Ley General de Responsabilidades Administrativas— sobre aquellas observaciones en las que se determinó un presunto daño patrimonial o en las que pudiera existir una falta administrativa grave.

Posteriormente se interpondrían procedimientos de responsabilidad administrativa y acciones ante el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa; así como la formulación de las denuncias penales ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción.

El panista Miguel Ángel Yunes llegó al poder con la bandera anticorrupción ante el gobierno de Javier Duarte de Ochoa, quien en su sexenio acumuló irregularidades por más de 600 mil millones de pesos y hoy se encuentra preso.