El Grupo de Lima, con la excepción de México, anunció este viernes en la capital peruana que no reconocerá al gobierno de Venezuela si el presidente Nicolás Maduro asume un nuevo período el 10 de enero, por considerar que se trata de un mandato producto de elecciones ilegítimas.

“Esta declaración tiene un mensaje político contundente: el principal mensaje es sin duda el no reconocimiento de la legitimidad del nuevo periodo del régimen venezolano”, dijo el canciller peruano, Néstor Popolizio, al leer los aspectos más resaltantes de la declaración del Grupo, que se reunió con la participación inédita de Estados Unidos para definir acciones contra el gobierno de Maduro.

El grupo exhortó además al gobernante venezolano a dar un paso al costado y no asumir un nuevo mandato (2019-2025), por considerar que su reelección fue ilegítima.

En consecuencia, el Grupo de Lima le pide a Maduro transferir provisionalmente el poder a la Asamblea Nacional hasta que se realicen elecciones libres.

“Se insta a Nicolás Maduro a no asumir la presidencia, que respete las atribuciones de la Asamblea y transfiera provisionalmente el poder hasta que se realicen nuevas elecciones”, dijo el canciller.