Diana Karen “P” y Samantha “P”, hijas de Felipe de Jesús Pérez Luna, alias El Ojos y fundador del Cártel de Tláhuac, fueron detenidas en alcaldías de la Ciudad de México, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

Personal adscrito a la Policía Federal Ministerial (PFM) y agentes del Ministerio Público Federal (MPF) junto con elementos de la Secretaría de Marina (Semar), ubicaron y detuvieron a Diana Karen “P”, Samantha “P” y a otro hombre identificado como Mauricio “J”, de acuerdo con un comunicado.

Diana Karen, alias La princesa de Tláhuac , es quien quedó al mando del Cártel de Tláhuac tras la detención de su medio hermano Luis Felipe Flores López, alias El Felipillo.

Mientras que Samantha, La Sam, es identificada como la operadora financiera de la organización y fue detenida en la alcaldía de Miguel Hidalgo. Junto a ella fue aprehendido Mauricio "N", presunto integrante de dicho cártel.

Durante la captura también fueron asegurados automóviles, armas de fuego, dosis de narcótico, equipos de telecomunicación, numerario en efectivo, una báscula digital y documentación diversa.

La captura se dio, según un comunicado, luego de que elementos de la FGR y de la Secretaría de Marina cumplimentaron ocho órdenes de cateo en domicilios de la Ciudad de México y el Estado de México.

Las tres personas quedaron a disposición del Ministerio Público Federal, que determinará su situación jurídica.

El pasado 5 de marzo, El Felipillo fue detenido tras un operativo en Pabellón Cuemanco, ubicado en la alcaldía Tlalpan, Ciudad de México.

El Cártel de Tláhuac es una de las 12 organizaciones criminales que operan en la Ciudad de México, se debilitó tras la muerte del Ojos y supuestamente se reforzó tras lograr una alianza con el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), según El Universal.

A la muerte del El Ojos, en julio de 2017, el Cártel de Tláhuac fue encabezado por El Felipillo.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) destacan que este grupo se dedica al narcomenudeo, la extorsión y el lavado de dinero.

Con información de Notimex