Tras la polémica y las muestras de solidaridad del público en general, el Instituto Mexicano de la Radio (Imer) logró la suficiencia presupuestaria de 19.3 millones de pesos que garantizan su operación con normalidad.

Sin embargo, en lugar de agradecer a sus seguidores, el Imer reconoció el apoyo de la SEP y de Hacienda, así como al presidente López Obrador, a Jesús Ramírez, coordinador de comunicación social federal, y a Jenaro Villamil, presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano.

Esa respuesta generó que, en menos de 24 horas, el Imer pasara de recibir muestras de apoyo por una restricción económica que, entre otras cosas, obligaría a cerrar 4 estaciones, a ser criticado por su condescendencia con funcionarios del gobierno federal.

Algunos usuarios de Twitter resaltaron que el mensaje de agradecimiento debía estar dirigido a los radioescuchas y no al gobierno federal.

Otros incluso señalaron que el instituto agradeció a quienes, a su parecer, iniciaron esta problemática.

Minutos después de primer tuit, y tras las primeras críticas recibidas, el Imer lanzó una segunda publicación en donde agradecía a sus seguidores por su solidaridad y cariño.

A través de @ConsejoIMER, se dio a conocer que en principio para el ejercicio fiscal 2019 el instituto tenía autorizado un presupuesto de 159.2 millones de pesos, 18.7 millones menos que en 2018. Posteriormente, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público aplicó una reserva de recursos por 11.42 millones de pesos, lo que le impediría hacer uso de estos recursos y afectaría severamente el servicio de radiodifusión pública.