Germán Martínez, quien es el titular del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), solicitó ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) medidas cautelares a favor de los familiares de las víctimas de la Guardería ABC asegurando que se han interrumpido desde noviembre del año pasado.

Al dar un mensaje afuera de las instalaciones de la CNDH, Martínez dijo que presentó un documento “a efecto de no interrumpir los servicios y medicamentos que se les prestan desde el IMSS a los familiares”.

Comentó que la Auditoría Superior de la Federación comenzó con los trámites para sancionar a quienes (dentro de la administración pública) hagan compras al margen de la ley, como en el caso de medicamentos. Debido a esto, es que se interrumpieron los servicios médicos que el IMSS le daba a cerca de 200 personas, quienes son familiares de las víctimas de la Guardería ABC.

No quiero que se interprete nada fuera de la ley, y el IMSS en ese sentido está para cumplir la ley, pero necesito una intervención urgente de la CNDH para que todos los familiares estén atendidos para que se repare el daño, no corran el riesgo a su salud y para que no se revictimice a las familias", aclaró Martínez.

Dijo que espera una pronta respuesta de la Comisión para comenzar nuevamente con los apoyos a los familiares.