El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, afirmó que el departamento en Houston, Texas, valuado en 6.6 millones de pesos y que no fue reportado en su declaración patrimonial, no es de su propiedad, sino de su hijo.

El periódico Reforma reportó este lunes que el funcionario es propietario del inmueble ubicado en la torre Briar Place desde 2016.

En el comunicado en el que Jiménez Espriú busca aclarar el tema se indica que la esposa del hoy secretario compró el inmueble en 1992 y que ahora pertenece a una sociedad de la que su hijo es titular.

Precisa, además, que en 2016 la propiedad fue donada a una sociedad ubicada en Estados Unidos, de la que “con toda transparencia” Jiménez Espriú fungió como administrador.

“De manera previa a mi regreso como funcionario público, las acciones de esa sociedad, que se encontraban a mi nombre, pasaron a la titularidad de mi hijo Javier Jiménez Gutiérrez", detalla.

El funcionario explica que por ese motivo el departamento de Houston no aparece en su declaración patrimonial.