El juez de control del Poder Judicial del estado de Yucatán, Luis Edwin Mugarte, consideró necesario aplicar penas más duras a quienes hagan bromas a la línea de emergencia 911.

En entrevista, el juez dijo que en reuniones con instancias encargadas de la seguridad y la impartición de justicia tanto en la entidad, como en otros puntos del país, “se ha notado un alarmante uso del 911 para realizar bromas o emitir falsas alarmas”.

“En algunos puntos del país, la situación es tan grave que más del 90% de las llamadas son de bromistas, que no entienden el daño que pueden llegar provocar, ya que por atender una llamada falsa, se dejan de atender urgencias reales”, añadió.

Mugarte consideró que el poder legislativo de Yucatán debe seguir el ejemplo de otras entidades y crear una ley que castigue y sancione el mal uso de la línea de emergencia 911.

“El hecho de generar movilización policiaca o enviar una ambulancia ya implica gasto de recursos para las instituciones; imaginemos que esa ambulancia sea la única disponible y por enviarla a un lugar porque a un bromista se le ocurrió dejó de atender una verdadera emergencia, hablamos de vidas que pueden perderse por eso” , sostuvo.

El juez insistió que es necesario crear la jurisprudencia para que aquel que piense en hacer una broma con el 911, sepa que su acción puede tener una consecuencia legal e incluso penal.