Pedro Carrizales El Mijis ha vuelto a ser noticia nacional. El diputado de San Luis Potosí, quien se autodefine como un chavo banda, anunció sus intenciones de presentar una iniciativa ante el Congreso de su Estado para que los presos tengan derecho a cotizar con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Infonavit.

Según el diputado local de PT-Morena, esto serviría como un incentivo para que los reos trabajen y puedan reinsertarse en la sociedad al salir de prisión, en lugar de reincidir en el delito.

“Tenemos que cambiar la delincuencia organizada por reinserción organizada”, explica El Mijis en entrevista telefónica con mexico.com. Actualmente “las penitenciarías son las universidades del mal. No hay ninguna reinserción, sino que van allí a aprender. Entran por un delito menor y terminan siendo delincuentes grandes porque conocen gente en otro sistema”.

Carrizales habla desde sus 15 años de experiencia en el trabajo con chavos banda. El Mijis cuenta que en su intento por buscar treguas entre las pandillas, muchas veces acudió a las penitenciarías para hablar con los reos. Les llevaba objetos útiles, como pasta de dientes y chanclas, y les pedía su ayuda para influir en los jóvenes que estaban en las calles.

“Yo los ayudaba y ellos me ayudaban afuera con los chavos”, dice El Mijis, consciente de las necesidades que tienen los presos. Carrizales cree que una de las muchas formas de pacificar al país es promoviendo una cultura del trabajo dentro de las cárceles.

“La idea es que mientras estén presos puedan estar trabajando con IMSS e Infonavit, para que cuando paguen su sentencia y salgan, su familia no esté desintegrada y tenga una vivienda producto de su esfuerzo y trabajo”, sostiene El Mijis. Desde su perspectiva, “lo que pasa ahora es que salen del penal, con antecedentes, sin trabajo y vuelven a delinquir. La reincidencia le acaba costando más al Gobierno”.

Desde que se dio a conocer su proyecto, el pasado fin de semana, el diputado ha recibido múltiples críticas a través de las redes. Muchos cuestionan que El Mijis quiera dar beneficios a los delincuentes, pero él defiende su propuesta.

Carrizales explica que se definiría un perfil específico de los presos que tengan la posibilidad de acceder a estos derechos. “No van a ser violadores ni feminicidas”, dice.

Además asegura que el proyecto no tendría ningún costo para los contribuyentes, ya que serían las mismas empresas que contratan a los reos las que asumirían las cotizaciones, como sucede con cualquier empleado.

“Va a ser algo que genere cultura de trabajo en lugar de que estén robando y asaltando”, sostiene Carrizales. Su proyecto, dice, suma a la propuesta de López Obrador de reconciliar al país y crear una verdadera cultura de paz por medio de la reinserción.

En su opinión, el futuro puede ser menos violento si los reos salen de prisión "después de haber pagado a la sociedad, tienen una vivienda que se ganaron trabajando, y se encaminan en otra dirección porque tienen que seguir trabajando para pagar su casa”.