México alcanzó los niveles de violencia más altos en casi 30 años, al registrar 31 mil 174 homicidios durante 2017, lo que equivale a 25 asesinatos por cada 100 mil habitantes, cometidos durante ese año.

En 2016, la tasa de asesinatos fue de 20 personas por cada 100 mil habitantes.

Estos números fueron dados a conocer este lunes por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), con base en registros de 2 mil 127 Oficialías del Registro Civil, 688 Agencias del Ministerio Público y de 145 Servicios Médicos Forenses.

El Inegi explicó en un comunicado que recolecta de manera directa los certificados de defunción, en los cuales están descritas las causas que provocaron la muerte de una persona. Y luego usan la Clasificación Estadística Internacional de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud (CIE-10) establecida por la Organización Mundial de la Salud para tener una codificación estandarizada de la causa de la muerte.

Cuando el médico determina que la o las causas que provocaron la muerte de una persona no fueron naturales, sino factores externos por agresiones directas hechas por cualquier arma, sustancia o mecanismo que ocasionaron su muerte, se considera un homicidio, explicó el INEGI.

Los asesinatos han aumentado desde 2007

El instituto compartió estadísticas sobre los homicidios ocurridos en Mexico desde 1990; el acumulado muestra que en 1992 se alcanzó un pico de 18 asesinatos por cada 100 mil habitantes, el cual cayó durante 15 años hasta llegar a 8 asesinatos por cada mil habitantes en 2007, el año menos violento de la historia moderna de México.

Sin embargo, a partir de ese año los asesinatos en México volvieron a subir y en 2009, en solo dos años, alcanzaron la cifra que tomó 15 años reducir. Desde entonces aumentaron consistentemente hasta 2011, cuando se llegó a 24 asesinatos por cada 100 mil habitantes; a partir de 2012 se observó una reducción que llegó hasta 2015, cuando se volvió a la tasa de 18 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

En solo dos años, la cifra se disparó hasta 25 muertes por cada 100 mil habitantes y de acuerdo con Semáforo Delictivo, esta podría aumentar nuevamente en 2018, pues durante los primeros seis meses de 2018 fueron asesinadas 13 mil 738 personas en el país, 15% más que en el mismo periodo de 2017, reportó la organización.