Rommel Rafael Gil Pino, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, pidió en la PGR la detención del presidente Nicolás Maduro cuando llegue a México el próximo 1 de diciembre, de acuerdo con El Universal.

El magistrado viajó desde Estados Unidos —en donde está exiliado— a México para presentar la solicitud de arresto aprovechando que Maduro confirmó que asistirá a la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador.

Dijo que Maduro está sentenciado a 18 años y tres meses de prisión por los delitos de corrupción y lavado de dinero, por lo que se le impuso una multa de 25 millones de dólares.

El presidente venezolano está acusado de darle 13 contratos a la empresa brasileña Odebrecht, las cuales finalmente no se realizaron pero sí se invirtieron 2.5 billones de dólares.